La discusión pública en torno a la modificación de la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos se ha centrado en la bancarización de los aportes y la habilitación a las empresas. Sin embargo, la nueva reglamentación que será sancionada por Diputados el próximo 8 de mayo innova también en un terreno cada vez más decisivo: la actividad política y electoral en los medios digitales. Por primera vez, los legisladores argentinos establecerán controles sobre lo actuado en las redes sociales. No es un hecho menor, luego del alcance que ha tomado en los últimos años su utilización para la manipulación de la opinión pública por medio de fake news y trolls, tanto a nivel internacional como local. Igualmente más allá de las intenciones, no es un asunto fácil de abordar. La experiencia internacional da cuenta de ello. Sin ir más lejos, la última campaña electoral en Brasil fue noticia por el desmedido uso de las redes de mensajería –WhatsApp en especial– para la viralización de información falsa. Esta plataforma es virtualmente imposible de controlar por su carácter uno a uno, y sus representantes rechazan cualquier colaboración con las autoridades. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com